Detalles del proyecto

Este proyecto supuso el reemplazo de toda la iluminación industrial en las 6 naves que componen las instalaciones de Zitron en Gijón.

Los equipos elegidos para desarrollar este proyecto fueron los Serie Air y Serie Ovni, campanas de 200W, 150W, 120W y 100W equipadas con protocolo DALI para convertir una instalación simple en una instalación inteligente energéticamente.

Los 240 equipos están comunicados entre si, con diversos sensores repartidos por las naves y con un cuadro de mando central.
Así, los sensores están continuamente captando las condiciones de luz naturales y adaptando la iluminación de las campanas para conseguir los lúmenes que requiere el cliente. Las campanas se encieden, apagan e iluminan al 20%, 50%, 60%… para conseguir unos niveles lumínicos constantes y aportar a la luz natural justo lo que es necesario.

Esos detalles convierten a la instalación en una instalación optimizada al máximo en cuanto a eficiencia energética ya que la luz consumirá siempre el mínimo necesario para cumplir con la demanda lumínica del cliente.

La instalación esta controlada desde el cuadro central, desde una pantalla adicional y desde todos los ordenadores de la red de la empresa, ya que es sistema está integrado en la red LAN.
Así, además de poder controlar manualmente cada una de las zonas de los talleres, se pueden configurar las escenas necesarias para ejecutar auto encendidos a determinadas horas, auto apagados, encender ciertas zonas para limpieza en horarios reducidos… el control es total.

Las campanas que se retiraron eran campanas de 400W de vapor sodio y halógenas, que funcionaban la mayor parte del día al trabajar en varios turnos. Las LED instaladas son de 200W, 150W, 120W y de 100W.

Considerando que el cliente ha querido duplicar los lúmenes en plano de trabajo para comodidad de sus trabajadores, nuestras campanas consiguen esos niveles trabajando a máximos del 85% en horario nocturno. Por tanto, con las regulaciones a niveles inferiores con luz natural el ahorro energético resultante ha sido altísimo.